DESDE LAS GRADAS.

0
803

Ireni Arvelis Sierra Pérez

¡Bravo!

¡Presidente Luis Rodolfo Abinader Corona felicidades!!!

Hoy la Republica dominicana se viste de gala; una vez más esperanzados de que venga un presidente que vele por los que menos tienen. Un presidente que siga el ejemplo del más grande líder que ha existido, Jesucristo; quien dijo ¨No vengo para ser servido sino para servir¨

El que quiera ser grande ante los demás aprenda a ser siervo (Mateo 20:27).

Nuestro sistema de gobierno no ha sido así, han llegado para que les sirvan olvidándose que son representantes del pueblo.

Un gobierno más, el número 9 después del ajusticiamiento de Rafael Leónidas Trujillo.

Hoy estamos recibiendo con júbilo y orgullo, un presidente que promete ser la esperanza del dominicano, un hombre juicioso, respetuoso de los derechos de cada ciudadano.

El discurso dado hoy 16 de agosto del año 2020 ha quedado grabado en nuestras mentes y corazón.

A continuación, cito algunos puntos fundamentales de dicho discurso:

Educación y su compromiso con elevar la calidad de la misma, con diferentes políticas que se promete implementar.

Promete cerrar la brecha digital.

Sobre el cuerpo de la policía prometió reformarla, que estos sean más técnicos en sus funciones; para esto, Mejorara la calidad de vida de estos.

Sobre salud hablo de tomar las medidas para luchar contra la pandemia.

Apuntó que no habrá borrón y cuenta nueva el que robo dinero del pueblo pagará por esto.

A los nuevos funcionarios les dijo cito: el funcionario que se equivoque con el dinero del pueblo será puesto en disposición de la justicia.

Prometió que el sistema de justicia será independiente.

Dijo que gobernará para el pueblo dominicano no para un grupito.

Estos puntos señalados y otros más son las promesas del nuevo presidente dominicano.

Ahora bien, señor presidente, escuche bien lo que le digo en nombre de mi amado pueblo dominicano; hemos escuchado su discurso de campaña, y hoy confirmado con su discurso de toma de posesión; dicho sea de paso, fue excelente.

Estaremos velando para que se cumplan las promesas, no aceptaremos el borrón y cuenta nueva ni el amiguismo político, para tapar la corrupción, no aceptaremos que sean pisoteados los derechos de la clase social menos desposeída;

Queremos la democracia en función no en teoría; estaremos a la brecha, desde las gradas, pendiente de las jugadas de aquellos que están en el campo de juego, cuidado con el paso que den dentro del tren gubernamental; ya que vendrán otras campañas políticas, no queremos arrepentirnos de haber elegido las presentes autoridades; por consiguiente, no queremos decirles ¨Que es pa, fuera que van. ¨

Queremos un gobierno que brinde esperanza.

¡Felicidades pueblo dominicano!!!